Diego Casas Fernández

Sangre negra

¿Qué se te antoja para desayunar? –me preguntó mi madre cuando salíamos apenas del hospital. Claramente, su semblante no era nada bueno. Parecía que entre sus pestañas tenía lágrimas que se apenaban de salir. Pero, ¿qué hacer?, ¿qué decirle, si por mi culpa lloraba? Pues cualquier cosa, la verdad es que ni hambre tengo. Entiendo,...

Leer más...

Enemigo nocturno es el mosquito: la naturaleza del terror

Vengo a narrar ahora lo que en su naturaleza, es lo supremo. Luciano de Samosata Cada animal, a su manera, imprime en su ataque tal fuerza, que la presa sucumbe a las fauces del cazador de manera casi inmediata, al no conseguir escapatoria. Rasgos como la astucia, la bravura, la mordacidad, entre otros, hacen de...

Leer más...

Al paso de los años, todo sigue en el cemento

La prosa es para los que tienen espíritu de albañil Valeria Luiselli Mi calle nunca ha sido ni será una calle literaria. Dudo mucho que en un futuro ―próximo o lejano― llegue a ser musa callejera de algún poeta errante con espíritu gustoso por la ciudad. Con todo y baches, reguero de cemento y graffitis multicolor,...

Leer más...