Una pálida sombra

Brenda Morales Muñoz. Bastaron sólo algunos segundos de su canción favorita para que su mente la trajera de vuelta. Logré que me saludara con una mueca amable.