César Luis Victoria

Nació en Tuxpan Veracruz, muy joven emigró a la CDMX, actualmente reside en Ecatepec de Morelos Estado de México. No se considera escritor sino trabajador, pues ha laborado en empresas siderúrgicas, metalmecánicas y de alimentos. No obstante, ha escrito un volumen de poesía y una novela inéditos, actualmente trabaja en una colección poética y otra de cuentos.

Me llevo la ventana

César Luis Victoria. —¿Qué quiere señora? ¿Vino a informarme que su querido hijo se fugó con mi esposa? ¡Ni se apure! ¡Ya se le adelantaron! Usted sabe que nunca faltan las personas comunicativas y menos en estos casos. No dejaron pasar la oportunidad, me dieron detalles de todo: me informaron a qué hora partieron, cuánto equipaje llevaban, la minifalda y el escote de la blusa que ella vestía, las zapatillas que llevaba y hasta me dijeron por cual camino seguirlos.

Juguetería en extinción

César Luis Victoria. Origami en el aire desdoblándose al ritmo de tus dedos filarmónicos. Pianistas prodigiosos en concierto sobre pliegos pautados. Danzan claves de sol papalotes acróbatas,

Relincho inesperado

Jugábamos en la cumbre final de nuestra infancia. Risueña sinfonía voces arriba, nubes transfiguradas, animales fantásticos saltaban enlazándose plenos paisajes y parvadas de niños. Hasta la realidad cabía en aquella época. Soñaban sueños con nosotros, contagiaban crepúsculos. Juguetes de papel al reflejar el cielo. Él era un río naciendo entre...

Estratos

Bajo tu maquillaje neblinan rostros, se abruma el tiempo de huellas indelebles. Hermético rubor, resabio estéril donde fondea el caos indiferente de tanto repetirse.   Abajo fluyen ríos inmundos, turbias masas comunicantes gravitan             magnéticas repulsivas. Rudas ideas laminan pensamientos. En tu espejo citadina mujer hombres fecundan el número infinito....

Mensaje

César Luis Victoria. Necesito despertar a tiempo, amanecer hoy día íntegro. Celebrar el alba con los primeros trinos, anunciar nuevos nidos. Necesito alumbrar al sol auténtico, dar al aire sus implumes polluelos, remar en nuestra jaula anochecida hasta el río de luz donde se baña la aurora.