Souvenir

Ernesto era fantástico. Siempre me traía algo de sus viajes de negocios y yo lo...