Rogelio Sánchez Arroyo

Contraste de un modelo de estrés laboral en torno a la formación de investigadores y la producción académica