Salvador Cristerna

Salvador Cristerna es un chilango amante de la vitamina “T” (tacos, tostadas, tamales, tortas, tortillas…) y las gaseosas de cebada. Comparte algo de lo que sabe en la UNAM, donde aprendió un chingo. Le hace un poco al periodismo, cultiva las artes culinarias, le gustan los viajes –de todo tipo– y hace dieta gastando buena parte de su lana en librerías.

 

Instantánea de la pobreza