Víctor Argüelles

(Tuxpan, Veracruz, 1973). Artista plástico y poeta. Diplomado en Escritura Creativa por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Diplomado en Creación Literaria por el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia, INBA-CONACULTA. Colaborador en las revistas literarias: Opción, El Búho, Timonel, Cultura de Veracruz, entre otras. Asistió a los talleres de poesía coordinados por María Baranda, Raúl Renán y Josu Landa. Parte de su obra poética ha sido incluida en más de diez antologías de México. Algunos poemas han sido traducidos al neerlandés, portugués e inglés. Actualmente cursa la Especialización en Literatura Mexicana del Siglo XX, UAM, Unidad Azcapotzalco. Escribe en http://ruidorojo-menteenblanco.blogspot.mx/

Hilos del sonido

Ciertas cosas no me gustan por -Sonido. Así me devuelvo con todas mis pisadas, devuelvo lo que robo, lo que por sed temprana desconozco y bebo. La carencia cubre mi arrogancia, sin descifrar el gusto, entablo una vagancia por balumbas de concreto, en medio de esta lluvia que desde su inicio me puso un mar...

Leer más...

Telarañas

En un tránsito de sueño, la libélula recorre polvo anegado en el vidrio. Es como el correr de pies en agua sucia darse un clavado con mandíbulas rotas al abismo y salir a flote con pedazos de cristal en la boca. Si llevara un ojo atento, despierto. No cabizbajo, ni obsesivo de pintar estos hilos...

Leer más...

Pesares

Antes de aterrizar el peso de una letra el respiro se empeña en defender su apego. Sus paredes vitales se contraen, es la vida contra la corriente del silencio que, es nada. Un vacío acaso donde pasa la muerte cabizbaja. En la delgada línea del aire exhalo un nuevo abismo descubierto por el correr de...

Leer más...

Intermedio

Pareciera que nada tengo que nada ha bajado a la página, que ningún verso se ha desatado de la rama de la noche. Que nada es posible. Pongo mis hojas al sol para verles crecer sus raíces lodo que dé muerte a ese blanco inaudito que todo inicio es. Preocupa a veces por sus dimensiones...

Leer más...

Paréntesis

Se abrió un paréntesis dejé hilos en el tintero y entre páginas de hierba sumergí a los ojos. La sien tostada de marcas solares la rúbrica del cuervo con su picotazo el recuerdo incrustó. Tripuló en la constancia de trenzadas letras. No sucumbió a nada y permaneció silenciado al ver las cortinas de los parpados...

Leer más...

Fiebre de lo que fuimos

La fiebre producida de los pensamientos más altos me sitúa en esta orilla con mi arrastrado péndulo. La partitura del frío construye su nido, y un malestar de roca partida de algo podrido quizá, se lleva el olor de días tan muertos. En el aquí, enumero un patio, una escoba, y unas manos rehaciendo el...

Leer más...

Un rostro nuevo

Pongo a prueba la brasa de mi cuerpo, le concedo un plan robusto de dudas el almacén donde yacen raíces muertas en el fango posterior a la caída del agua Le pongo a tejer pasos en coordenadas de asombro todo un día para leer avisos en labios diamantados la próxima piel en la penumbra el...

Leer más...