Wilberth Alejandro Rejón Huchin

(Mérida, Yucatán, México 1997). Ganador del primer lugar en el X y XI concurso estatal de poesía de los colegios de bachilleres de Yucatán, participó en el XXIII encuentro académico de jóvenes escritores realizado en la ciudad de Huatulco en el 2014 y fue ponente en el primer encuentro literario del sureste realizado en la ciudad de Mérida en el 2015, ha publicado en las revistas : Cinosargo, morbìfica, bistró, voces, literatura y poesía, hijos de marzo, revista sin fin, experimental lunch, letralia y bipolar fanzine de Venezuela, el grito literario, mal de ojo, bitácora de vuelos, letrina, monolito, a buen puerto, suplemento letras en rebeldía, antología virtual: poetas del siglo XXI del poeta Fernando sabido, entre otras. Dirige el sitio de difusión poética “marcapiel”, fue parte del taller “grandes poet¡mas del siglo xx” impartido por el escritor mexicano José Díaz Cervera.

Entidades que se encienden

Wilberth Alejandro Rejòn Huchin. Sin título II Se vierte la rama, dura flecha donde los puntos de la noche coagulan volutas en briznas que se funden con el sueño. Sin título III Los párpados beben la grieta de las aves.

Leer más...

Panteísmo Inorgánico

Los diamantes del ultramar nacen de mi dama menstruando un tiempo que no contiene latidos, blando como la forma atiborrada de vahos desacelerando el fruto perpetuo de la carne en el ayuno iridiscente, mis bronquios son un circuito de espigas donde bebe la mujer del instante toda sombra que se yergue. Así, los cinéticos universos...

Leer más...

Lago volátil

Las mujeres saben que el sueño descalzo sobre el umbral no es una piel de algo sino la espora deglutiendo todo el paisaje inamovible: la nieve que es líquido vientre de flor eyaculada desde la superficie. se vierten desde las bisagras como un diluvio que consagra toda la amputación del cardumen, y piensan el latir...

Leer más...

Niebla de sol

NIEBLA DE SOL Donde la boca del alba siembra tus labios el agua corre hasta el caudal del sueño, se desata toda tu piel hasta callar la noche como un alma que gime sobre los focos de aceite que tiñen los espejos, disipan todas las aguas en tu color despertando en lienzos donde los bondadosos...

Leer más...