Anoche brotó de tu vientre una niña

Por Jesús Manuel Crespo Escalante

 

 

Anoche brotó de tu vientre

una niña de ojos cerrados,

adormecida, pero bien despierta,

como complacida por tu llanto

como cansada por tu esfuerzo.

 

Inagotable sufrimiento

que la risa que no tiene

por llevar mi amargura

la dibujas en la nuestra

como futuro aniversario.

 

Una niña muy linda

con los huesos de algodón

que me ha devuelto

la vida con su vida.

 

Salió de tu vientre

como regañada

de algún castigo, salió

nuestra hija; una niña

que no nacerá en nueve meses.

 

Como gota de agua

brotó de tu vientre,

se hizo joven, adulta,

y vieja, y murió en tu vientre,

como una ilusión infinita

que existe y existe siempre.

Libelula
Fotografía por Moira Gelmi

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *