El ladrón / In ixteco

El ladrón

Tenía la cara tan limpia y nueva,

que dije: “Este niño no ara”

pues sí, no.

Vamos, vea y pregúntale,

que hacia allí sentado, junto a ese banquillo.

Dijo: “espero a mi madre”

¿Pues si padre?

Había sido de ser un ladroncillo,

y en la cárcel estaba por haber hurtado unas cuantas mazorcas.

El pueblo lo ha acusado, varios robos se han cometido.

Y ¿Quién ha sido?

El, decía el pueblo.

¿Tan solo porque les he quitado un puñado de mazorcas

para que mis hijos comieran?

Si no las he querido para vender, ni para comprar mezcal,

sino para saciar esa hambre,

que desde hace unos días no comen tortilla,

agua, agua nomas pura agua.

¿Qué culpa nosotros tenemos, que tu padre

Tierra no haya tenido, trabaja, trabaja, huevon.

Gritaba la gente.

Trabajo pero no me alcanza,

pues varios son mis hijos y pequeños son.

Doña Chona quiere un chamaco para el mandado.

Don Ezequiel, uno para el campo.

Doña Cuca, uno para los animales.

Mi mujer, tu mujer.

¿Quieres trabajar?

Pues a trabajar.

Desde entonces los niños,

a la escuela ya no van,

todas las mañanas a trabajar van.

In ixteco

Quihpiyiaya in xaxayatzin cuahle iztac ihuan cualtzin.

Tlin niquihle: “huin conetl, xoc tlaltequitl”

Te ma ca.

Chohui quihta ihuan tlahtoltique tlin quihchihua ompa mocehuica

campa nemiya hui zietetzin.

Quihto: “nexcha nunana”.

¿Te in tata?

Yahua oquiteixpanhuica de in chihua ixtectzin

ihuan ipan cárcel nemiaya.

tlica yechihua tlitlactequiya oc ceccic tlayolimeh

huin tlacameh oquiteixpanhuica miyec tlachtequitl quihchihuaya.

Ihuan ¿Aquinon ochihua?

Yahua , yahua quihtohua on tlacameh.

¿Zan iceltin tlica, nitlachteliya cen mactlin on tlayolimeh

inic quema nihueliz tlacuazque nuconemeh?

Ma xoc niconcuaz mezcahli, maca inic nihueliz tlamazque.

Tlinon huey cahuitl miyec tonahli xoctlacua tlaxcahli,

atl, atl, zan iseltin atl.

¿Tlin tahuameh ticnepiya quihtazque?

Tlin motata, tlahli xoctipiayiaya,

tlaltequitl, tlaltequitl, tlahcique, tzatziliztlique tlacameh.

Nitlaltequitl nixocnechcaxili te miyeque nuconemeh

ihuan pitezin nemice.

Nana Chona quinequi cen conetl inic tlaltequitl.

Tata Ezequiel occe inic in milan.

Nana Cuca cen inic in yolcameh.

Nucihua, mocihua.

¿Quinequiz tlaltequi?

Te yias tlaltequitl.

Aman on conemeh in cahli tlamatimeh xoc yia,

nochi on tonalimeh in tlaltequitl yia.

“Espectro vigía”. Fotografía de Leo Lovecchio.

*Este poema es el número 6 del poemario Cuicatl in yolotl (Cantos del corazón) del escritor Gustavo Zapoteco Sideño, el cual se está reproduciendo en Revista Sinfín, en entregas consecutivas. Éste es parte de la cuarta entrega.

Gustavo Zapoteco Sideño

Poeta y ensayista en idioma náhuatl y español. Nació el 2 de agosto de 1969, en la comunidad de Topiltepec, Zitlala, Guerrero, realizó estudios de turismo en la Facultad de Turismo de la UAGro, y tiene diplomados de Creación Literaria en Lenguas Indígenas en la FF y L de la UNAM y también por el CONACULTA. Becario FONCA,(2007) y PECDA –Morelos,(2010). Ponente en la Native American and Indigenous Studies Association, en 2011, 2012, 2014, en USA, y en Wilamowice, Polonia. Ha publicado cinco poemarios el más reciente Chalchihuicozcatl-Collar de Jade, publicado por la Universidad de Varsovia, en Polonia, en 2014. Publico el ensayo Mexican Literature in Indigenous Languages, en coautoría con la Dra. Kelly McDonough en la Cambridge University Press, en marzo del 2016. Actualmente realiza ensayos para la Secretaria de Cultura de Morelos, del año de 2014 a la fecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *