Poesía

Sobre la naturaleza

I Mira esa piedra ciega, llena de graves caídas y mudas palabras; es un botón de invierno; florece como entraña rumorosa, con explosiones invisibles y llantos desconocidos. II Herido de claustro el pobre cielo, tiene cuerpo de aliento; tanta alma que enamora un azul ajeno. III Piensa el sol en el incendio Y medita solo...

Leer más...

Pavoroso Bramido

Ojalá sólo nos quemara el deseo, ojalá fuéramos simples bestias apetecibles, que tuviéramos por alcázar el lodo y la tierra untada en nuestras sienes como ruines puercos. Que nuestra imaginación y nuestras memorias Se ciñeran en señales sordas, compuestas sólo del tacto, Y que los gimoteos fueran sólo una estampa de vida Apenas una rúbrica...

Leer más...

Atlamajalcingo del monte

Atlamajalcingo del monte jardín del lejano horizonte, espacio de vuelo en magnitud con mirada primaveral de la juventud. Radiante suelo con historia resguardas galanes montañas, que arrullan la huella impregnada, de cada paso  y perdurable  memoria. Atlamajalcingo del monte terruño de hechos únicos, camino de hombres valientes y cima de mujeres inteligentes. Alegre manantial de...

Leer más...

Irías

I. Ladridos del viudo aullido y herrumbre en la navaja sola que blanquea la luna, sola con hielos, atascada; los soles crudos que miran en la noche recién acabada en el piélago insomne de puertas que no callan, murmuran, silencian hambres en esquinas vencidas, flores oscuras, acaso; o sólo vestigios, otras formas de aparecer entre...

Leer más...

Lea

Corres a mis brazos. Te sujeto fuerte, con la esperanza de que mi pasión interina armonice aún más nuestras figuras. Yo no creo en Dios, es más: ni siquiera creo en el amor. Pero por instantes de fuego mi corazón giróvago se incrusta en tu pecho, veo un cielo desconocido en tus pupilas dilatadas, y...

Leer más...

Mío óbito

Desde el ángulo más abierto de mi despiadada omnipresencia diviso tu huella de labios, El surco y humedad. En un terrible rojo espero tu recorrido altisonante, al más pesado, al que pueda tildar mi más desahuciada a de grito. Con mi observación atenta que atenta contra mi pasividad, en espera de tu frío beso infalible....

Leer más...

Miradas matutinas

Verte al amanecer, entre luces de automóviles, entre sueños quebrantados, entre miradas ausentes. Verte cuando sale el sol, cuando el día inicia, cuando la gente despierta. Verte en mi noche, cuando duermo, cuando sueño. Verte en todos lados y a toda hora. Verte e idealizarte, sentirte, tenerte, amarte. Verte como nadie más te ve, con...

Leer más...

Añoranzas otoñales

Empiezo dejando mis garabatos en tus pestañas, empiezo dejando mis pupilas en tus suspiros, empiezo dejando mis besos en tu ombligo. ¿Me esperarás en la estación número tres? Dejarás atorados todos tus anhelos en mi lengua, dejarás las mentiras resplandecientes en mi muñeca, dejarás los mil besos intactos en mi meñique. ¿Me besarás el cuello?...

Leer más...

Nki ta `ku / Sin Matiz

Poesía Mixteca     NKO TA`KU Tixin uku kui kini nkai ta nkó táchi chi ña tachi ndá’va nuu iyo ta’ku. ¿A sindi’i xa’a ña ye’e kama ni va? Chi ña yuvi yo’o ta sindo’o ña ini Yaava tachi xika ña xaá ña kuchi chi ini kivi ka’in xa’a ña xikuú yoo a xíni, a...

Leer más...

Transmutación

Su cabello comenzó a crecer y rozó sus hombros desnudos, después sus codos hasta llegar a sus manos: sentir las puntas de sus dedos y deslizarse sobre sus largas uñas para caer libre entre el aire y ser espinas: penetrar la Tierra; volverse raíces. Con lentitud, envolver al núcleo y tornarse centella: ser partícula encendida...

Leer más...

Días

Qué extraños son los días nublados, tambaleándose entre luz y sombras. Entretenidos quién sabe en qué, despertando quién sabe cuando. ¿A qué se niega un día nublado? No lo sé. Tal vez romperse en lluvia le agobie o contemplar la mañana incesantemente, artificial y acostumbrado. Solo. Abandonado a la claridad que oscurece las sombras. Quizá...

Leer más...

Atemporal

Nació contra su voluntad. Creció angustiado. No conoció de la re-producción, Pero sólo al cerrar sus ojos (solo) se entendió muerto. II Mis pupilas se dilatan abrazando mis ojos. Así camino, tragando luz con la mirada (nocturno) dueño de la noche. Dueño de mis ojos que son vacío que ven profundo que lentamente discurren e...

Leer más...

Tlahtocayotl

Ojos que me ves, tu imetztli1 quebrada de tiza, encorvado, ya cansado, somnoliento ¡escucha!, sólo esta vez escucha como truena el mezquite se crujen sus entrañas en el incendio. Arde, pero arde más mi corazón extrañado de tu nacimiento ¿Cómo naciste en geográfico tan desierto? Esa es mi mirada de tu muerte: ahí estuviste, paradito...

Leer más...

Um marinheiro = dois marinheiros / Un marinero = dos marineros

Poesía Portuguesa Um marinheiro = dois marinheiros Mãe, amiguei-me de um marinheiro do futuro e agora vou com ele para a terra, Peço-te que enquanto isso te mantenhas à superfície Ou que venhas a ela sempre que possas Trouxe-me um girassol, o caule e o pulso seguro pareciam um só Os meus braços são de...

Leer más...

Memri!

Y su paladar es más blando que el aceite1 1 Tu invernal cara tan radiante y hermosa Me recuerda a una primaveral y exuberante rosa. Pero, ¿con qué fin fuiste hecha? ¿Acaso para aliviar la mirada por el dolor deshecha? O, ¿por qué no? ¿Para ser recreación de la mirada lasciva? Tu cuerpo, ¡obra más...

Leer más...

Miktlan ojtle / Camino hacia el Miktlan

Poesía náhuatl Miktlan ojtle Ikuetsin uan amo xochiyo, kuiteua tlalpotoktle ixko tlajle. Kechka ikxitlan ikuetsin, ome tetijtilaktikej niman tsotsoltikej ikxitsitsintin, kakistej kuak nejnemej ken kana tikijtosia, onuetse se tetsintle uan melauak tetilaktik niman teyetiktik. Yajua on siuatsintle san xueuejkapantsin, nejneme niman xkimate kampa isonsalouan istakej, nolijnijtiue ken chikaualistle niman ken ajakatsintle inejnemilis. Tonaltsintle, on tonaltsintle...

Leer más...