Paredes frías y otros poemas

Paredes frías

Paredes frías, traen tu recuerdo a mi vida;
toda nuestra historia está en mi afligida memoria;
te has ido, caminas sin mí
por el camino que
las camelias te pintan.
Y sigues como una diosa
que las alondras guían,
y el cielo azul te canta
y las nubes te arrullan, y
las violetas celebran tu primavera,
que juega con el arcoíris
de tu amor.
Todo es un sueño,
todo es un recuerdo,
todo son lágrimas.
Paredes frías
te han robado de mi vida,
Esfinge mía.

Encierro

Paredes con cuadros
y mariposas coloreando el tiempo
de anécdotas e historias
que pintan fragmentos de vida.
El abuelo se ha ido
a jugar con los luceros
que alumbran las ventanas
en días de otoño.
Las margaritas entonan
recuerdos de la infancia
que dibujan fotografías del pasado.
¡Encierro! Cantos de puertas
que desean las calles y el sol
perdidos en la incertidumbre
de un presente ambiguo
en tormentas de hombres y mujeres
sin luz.

Rosas al sol

Primero nacen las semillas.
Tan sencillas y dulces como las estrellas:
esa es la naturaleza, hermosa y desafiante;
que siempre danza en el tiempo
que cuenta historias como la nuestra…
Pero primero están tus ojos,
y mi amor por ti,
entre llamadas, y los besos de la diez
un himno al amor y todo tiene sentido
y soy otro, rosas al sol alegran mi vida,
cuando llegan tus caricias y calcinan el pasado
rosa mía.

Los sueños del mar

Con el canto de las rosas, danzaron las abejas en mi ventana.
Las mariposas con ojos dulces miraron desde los claveles.
¡Y una dulzura inmensa me extasió como a los niños!
Las estrellas se tardarán, comprendiendo la hermosura;
de los robles, al despertar, encontrando promesas de un mundo mejor.
Y rompí en llanto… Y me aferré a historias de sueños de luz…
Y canciones de los viejos danzaron en mi mente, soñadora…
El sol me miraba con ternura.
Las camelias se dormían,
y el cielo jugaba con las nubes, alegrando mi corazón enamorado…
Y cuando los girasoles románticos, abrieron la primavera,
vi en mi rostro tanta magia,
¡que me dejó los sueños del mar!

Fotografía de Gabriel Chazarreta

Te llamo, mariposa

Las cartas se esfuman
en el viento del olvido.
Las canciones no llaman
los latidos de tu corazón.
Las rosas se marchitan
en nuestros silencios.
Te llamo, mariposa
nuestro amor se ha ido.

Yessika María Rengifo Castillo
Yessika María Rengifo Castillo

Escritora colombiana. Docente, licenciada en Humanidades y Lengua Castellana, especialista en Infancia, Cultura y Desarrollo, y Magíster en Infancia y Cultura por la Universidad Distrital Francisco José De Caldas, Colombia. Desde niña ha sido una apasionada de los procesos de lecto-escritura, ha publicado para las revistas Infancias Imágenes, Plumilla Educativa, Interamericana De Investigación, Educación, Pedagogía, Escribanía, Proyecto Sherezade, Monolito, Perígrafo, Sueños de Papel, Sombra del Aire, Plumilla y Tintero, Chubasco en Primavera, Íkaro, Grifo, La Poesía Alcanza Para Todos, etc. Ha participado en diferentes concursos nacionales e internacionales de cuentos y poesías. Autora del poemario Palabras en la distancia (2015), y de los libros El silencio y otras historias, y Luciana y algo más que contar, La espera, Entre causas y otras causas y A los niños les cuentan. Ganadora del I Concurso Internacional Literario de Minipoemas “Recuerda” 2017 con la obra No te recuerdo, Amanda. Facebook: Jessi Porque Rengifo Rengifo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.