Ra bidapa dxi / Jueves y otros poemas

Gubidxa qui ñale

Gula’quibe lari guchi
Nga rula’dxibe, ti rusacabe
Galaa gubidxa
Dxi’ba iquebe.

Ne nahuibe guadxi
Xa’na ti baca’nda’
Guria nisado’
Reda ti binisa ruxhidxi
Guira yaga naga’
Riguide diagabe.

Zacaaca riete nisa
Ruaa lagabe
Ra que nga riguidxiibe
Lari guchi dxaa
Sica ñaca ti ba’du’
Qui ñu dxi nixanabe.

El sol que no nació

Se vistió de amarillo
Eso le gusta, supone
Es la mitad del sol
Que lleva en la cabeza.

Se ha vestido de tarde
En las sombras
A orillas del mar
Llega el sur que resuena
A árboles frondosos
Todos taladran sus oídos.

Le escurren lágrimas
Del párpado
Se abraza
Al reboso amarillo
Como al niño
Que nunca parió.

Ra bidapa dxi

Ra bidapa dxi
Riasa xho’ guiiña’ caguii
Mistu ne bi’cu’ rurú
Nguengue daguyoo rigudí
Riaba po,po,po,po’ manixubi
Ne guira pituyú.

Ra guidapa dxi
Ribigueta ruquiibe guiiña’
Zaque, lú ca gu’xhu’
Ruuyabe laa, zitu.

Ra guidapa dxi
Beda xa nguiiu, biacanelaabe
Ne ze.
Ra guidapa dxi
Iza ne iza ruquiibe ca guiiña’
Guira mani rurú, laabe laaca
Ne ca bido’ zeda gu’naca’.
Ra guidapa dxi
Guti xho’, guti nguengue
Ne guti giraxixe mani’
Ne nguiiu zuba ndaani yoo.

Laabe ca jneza biaanibe
Lú mexa bido’.

Jueves

Jueves
Aroma a chiles sofritos esparce
Gato y perro tosen.
El loro enjaulado maldice
Caen uno a uno los alacranes
Y la casa de las avispas.

Los jueves
Tuesta de nuevo chiles
Así, en el humo
Lo ve, lejano.

Jueves
Llegó el hombre, se extasiaron
Y se fue.

Los jueves
Año tras año tostó chiles, todos los animales tosieron
Ella también.
Y los santos desbordaron lágrimas.

Los jueves
Murió el aroma, murió el loro
Murieron todos los animales.
Y el hombre sentado en la casa.

Ella con su fotografía adorna
El altar de los santos.

Nguiiu

Nguiiu
Naso, naquichi’, naxiña’ rini guidiruaa.
Nguiiu
Nuu xpiaani, naya’ni xhiiña’.
Nguiiu
Riza lú bi, runibia’ zá, ne nexhe lá
Lú neza, lú yoo biaani’, ne cá lú ti guie.

Nguiiu
Ni tu guira’ nadxii, ne racala’dxi’
Ne qui ñu dxi, nguiiu nudi ná’ laa.

Ngue nga nguiiu ñacala’dxibe
Ñanaxhii laabe
Lú gueela beeu, naya’ni ne nananda.
Neca ñati guidxilayú.

Señor

Señor
Alto, güero, de labios sonrosados.

Señor
Sabio, honorable.

Señor
Viajero del aire, conocedor de las nubes, y que su nombre
Anuncia calles, bibliotecas, o una estatua.

Señor
Que todos quieren y aprecian
Aunque él, nunca les tendió la mano.

A ese señor, es quien quisiera
Que lo amase
Por las noches de luna en la luz y frialdad
Aunque el mundo llegase a su fin.

Víctor Fuentes

Nació en Unión Hidalgo, Oaxaca. Escribe literatura en español y en su lengua materna, el zapoteco, es profesor de educación primaria e investigador Etnográfico. Ha publicado en revistas, periódicos de la región del istmo, su narrativa se ha incluido en libros y poemarios. Publicó el libro “Casas de Unión Hidalgo, Espejos del alma” recibió por dos ocasiones el premio CaSa en narrativa (CaSa 2011) y literatura infantil (CaSa Mención Honorífica 2014) Es creador y promotor de la Galería Gubidxa, ubicado en su comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *