Poemas de la lluvia de Lorenzo Hernández Ocampo

Sa’vi dedavi / Poemas de la lluvia
Lorenzo Hernández Ocampo
(México, Conaculta: 2012)

 

Este libro es una ventana al mundo mixteco, al pasado y presente, a través de la poesía. La lengua tu’un savi (mixteca) del autor, también es conocida como la “lengua de la lluvia” y qué mejor título para el libro de Lorenzo Hernández Ocampo que Poemas de la lluvia, porque entendemos que la voz lírica nos compartirá el sentir de una palabra ancestral.

En el poemario, escrito en dos lenguas (mixteco-español) podemos encontrar una infinidad de temas que nos permiten conocer la cultura mixteca, entender las tradiciones y comprender las nuevas formaciones; por ejemplo, en el poema “Ndui te ñoo / Dualidad”, podemos apreciar una dialéctica que no gira en torno a las dualidades comunes a Occidente; o bien, en el poema “Tsitín makoni ña’am / Ratón misógino”, podemos leer una crítica a la mentalidad de odio hacia las mujeres.

El poema “Ka’ví kuía vaxí / Lectura del tiempo” se concentra una serie de simbolismos sobre la sabiduría mixteca que es imposible pasar de largo sin dedicarle, aunque sea, un par de líneas:

Ka’vi kuia vaxi dini yuku
dini ve’e ntsia ona sakua chin iñaña
xi yatón, viko te tachi kaston’o ñoo xi’i
nantsa ya’ando kuia vaxi.

En la cima se lee el tiempo venidero
sobre el palacio Ocho Venado Garra de Jaguar,
estrellas, nubes y vientos repletos de grafías
discurrirán en el silencio frío de la noche.

En este fragmento, el autor nos revela la importancia de la lectura del tiempo, que antiguamente se realizaba en los observatorios y que ahora se hace en un sitio apropiado por el sabio, más como lo indica el poeta “sobre el palacio Ocho Venado Garra de Jaguar”, nos deja dos figuras importantes, la del tiempo 8 venado, y el nombre de aquel héroe tan importante de la historia mixteca; en cuanto a la lectura del tiempo, ésta se realiza leyendo los signos del universo, en las estrellas, nubes y vientos, porque ellos son grafías (letras) que discurren (dan sentido). El sabio es el intérprete de los signos, designios del universo (del todo), que se expresan en la naturaleza. La figura del lector del tiempo se marca en los siguientes versos del poema:

Ntsia sa’no ka’vi kuia vaxi
ña ka’an nantsa ya’ando tian ida
noo nokomi ichi tachi
xi ña taxi mani tupa dini yuku.

Los sabios lectores de la naturaleza
descifrarán los secretos del tiempo
en las cuatro caras del viento
con el permiso del Tupa, el dueño del lugar.

Un sabio es un intérprete del mundo y un lector del tiempo, una figura que ha sobrevivido durante siglos. El Todo, el espacio-tiempo, el Universo, se divide en cuatro regiones/caminos/vientos, en cuatro rostros, que también deben descifrarse para comprender el devenir del pueblo, del mundo. Por supuesto, como en la filosofía originaria no puede tener cabida el antropocentrismo, es el ser humano el que depende del Universo, y como parte de él, las personas deben pedir permiso a los númenes de la naturaleza, de ahí que el poeta muestre cómo el sabio lee el tiempo con el permiso del Tupa, Dueño del lugar (sagrado).

En fin, en este libro, el lector encontrará una riqueza invaluable del mundo mixteco.

Lorenzo Hernández es traductor y asesor en lengua mixteca. A este escritor se le debe la traducción de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos al mixteco en 2010. El poeta ha realizado varias actividades para el rescate y fomento de la lengua, como la alfabetización en su lengua y cursos para aprender a hablar su idioma.

Ana Matías Rendón

Sin lugar de origen ni destino. Escritora. Es hacedora de imágenes con las palabras; Ghostwriter, para ganarse la vida y filósofa, porque no le queda de otra. Blog personal: https://anamatiasrendon.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *