Amor de Lilliput

Usted agarró el mundo entre sus dedos; comenzó a aplastarlo. Después, pedacito por pedacito, empezó a comérselo con ávidos bocados.

Las montañas se trituraron entre sus muelas; miles de personas llegamos a su estómago. Al saciarse, comenzó a beberse todos los mares y las ballenas se deslizaban por su garganta, como microscópicos dulces.

Y ante toda esa destrucción, toda esa muerte y tragedia, yo sólo pensaba que era feliz porque al fin estaba dentro de su cuerpo.

Fotografía de Gabriel Chazarreta
Liliana Alarcón Toriz

(Estado de México, 1983) es escritora independiente, egresada de la licenciatura en Pedagogía de la UNAM. Pasional, enemiga del tiempo y rencorosa hasta el empacho. Produce cuentos y poesía respondiendo a una necesidad del alma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *