El cuerpo y el pan, dos sobrevivientes precarios.

Por Juan Antonio Correa

 

 

Aquí, al final, el cuerpo y el pan,

el nombre sin padre nuestro

y la voluntad no comprendida

a veces desolada, a veces bajo techo,

aquí, al final, la noche rígida,

despiadada, confusa y sin voz

que no se lee y que se deja caer vacía de manos

entre mitades que no hacen ruidos

aquí, al final, la forma de un mundo

somnoliento y maquillado para reír

donde no pesa el vértigo ni lo que se lame

mientras el reloj, es una agenda de hojas amarillas.

Aquí, al final, el cuerpo y el pan,

dos sobrevivientes precarios

que no dejan de madurar el olvido o la fábula.

 

 

Daniela Sánchez 4
Fotografía de Daniela Sánchez

 

 

 

Para citar este texto:

Correa, Juan Antonio. “El cuerpo y el pan, dos sobrevivientes precarios” en Revista Sinfín, no. 14, noviembre-diciembre, México, 2015,  p. 14. ISSN: 2395-9428.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *