Las raíces del mal

El mal hunde sus raíces en el egoísmo,
y el egoísmo,
ese camello sediento,
bebe de las aguas del miedo.

El miedo,
siempre tan vengativo,
siempre tan inseguro,
viene con la falta de amor.
y ésta,
tan despistada,
tan descentrada,
viene con la inmadurez.

¡Qué increíble es que el desconocimiento
pueda hacer tanto daño!
¡Qué maravilloso sería si todos pudiéramos saber!

Saber que somos una cadena,
un hormiguero,
una colmena,
y que nuestro mundo es un puro vergel;

que nuestro corazón es sólo Uno,
pero compuesto de billones de células,
tantas,
como personas hay en la tierra;
que debemos amarlo y cuidarlo
para que funcione bien.

Para citar este texto:

Modrak, Amelia. “Las raíces del mal” en Sinfín. Revista Electrónica, no. 24, año 5. México, marzo 2019, p. 26. ISSN: 2395-9428: https://www.revistasinfin.com/revista/

Amelia Modrak

Soy española, y escribo bajo el seudónimo literario de Amelia Modrak, en honor a mis dos queridas abuelas, ya fallecidas, Amelia Pérez y Mary Modrak.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *