Para arrojar la alegría

Por Juan Antonio Correa

 

 

 

Para arrojar la alegría sobre la voz que no calla

para provocar la línea que hace el parto

el de la ráfaga, el del fuego y los eleva

para aturdir al pecho a pesar de la herida

para acoger la pupila feroz y bestial

que le hace guiño a todas las respuestas

para endurecer el corazón y la cáscara

con el celo que impulsan las vísceras

será necesario incendiarnos de hijos.

Nunca podrá la agonía de la noche más oscura

esconder bajo tierra la última dirección de los pájaros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para citar este texto:

Correa, Juan Antonio. “Para arrojar la alegría” en Revista Sinfín, no. 14, noviembre-diciembre, México, 2015, p. 15. ISSN: 2395-9428.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *