Cuentos

La noche que nunca estuvo

Una beatitud dentro de la modernidad

Voy caminando y observo, voy caminando y escucho. Voy caminando rumbo al oeste, buscando la...

Amor de Lilliput

Usted agarró el mundo entre sus dedos; comenzó a aplastarlo. Después, pedacito por pedacito, empezó...

La cuota

—¡Papá, preguntan por ti! —vocifera Ana desde la puerta bailando al son de sus auriculares.—¡Te vas a quedar sorda y nos vas a dejar sordos a los demás! —protesta Hugo viniendo por el pasillo—. ¡Anda, deja ya la musiquita y ponte a estudiar, que es lo que tienes que hacer!

Pléyades

Andan juntas por el cielo sin separarse jamás como niñas asustadasMaría Rodés * Celeno estrecha...

Miles de otros

—Madre, madre… ¿Qué ha ocurrido? Ella lo mira a los ojos y le acaricia la...

Nween äjtsp / La danza de los ojos

Tëë n’äjty tu’uk po’ mätsk po’ ja’a yä’ätyëjk, ja’a to’oxtyëjk mëët ja’a mëtsk’ënä’äkjët jajp Tsëpäxkjekyixypy y’ookta’ koo ja’a nääx tsep ojts ijty mëët ja’a Jekyëpäjkp

Enemigos íntimos

16 de enero de 19**. La brisa de la redonda noche soplaba, la saliva meliflua...

Temporales

Últimamente, el tiempo va demasiado deprisa. Esta mañana tuvimos que desayunar en la fonda de...

Evolución iterativa

I Con cuánta rapidez fueron cayendo las especies en la ceniza de la extinción. Inútil...

El día de Dionisio

ΠΛ. Χωρεῖτε τοίνυν, ὦ Διόνυσ’, εἴσω. Aristófanes, Ranas, 1479 Dionisio sabe estar solo. Una noche...

El curandero

Después de que había cruzado el último río del camino que llevaba a El Duraznal...

El gorro del voivoda

Fortaleza de Poenari. Transilvania, 1280

Fiesta de balas

Pasan de las diez de la noche y el castillo ha sido quemado en la...

Mientras haya vida

No aguantaba lo grande de mi rabia. Querían reventarse, mi pecho, mis venas, mis ojos...

Utopía de la vacuidad

I —Me regaló un compendio de plantas herborizadas, prácticamente disecadas. Según él, era mejor que...

El crepúsculo de las palabras

Aquel era un día de verano, esplendoroso, donde las últimas lluvias cayeron con suavidad sin...

Procedimientos

No hay absurdo que no haya sido apoyado por algún filósofo. Cicerón Onofre Ruiz, agricultor...

Cristos de banqueta

Nadie que siga teniendo el más ínfimo apego a este mundo quiere serlo. Se necesita...

Rosa azul

Don Quijote felicísimo e ileso en una esquina, sonriente, sostenía entre los dedos de esqueleto...